La vida de una gran estrella

Platicamos en exclusiva para Xplora Música con el elenco de 'Quiero Bailar con Alguien' sobre el proceso de creación de la cinta y los retos de la interpretación de esta figura tan importante.
I Wanna Dance with Somebody
Foto: Cortesía Sony Pictures Publicity

Muy pronto llegará a la pantalla grande la película I Wanna Dance With Somebody, que narra la espectacular carrera de una de las estrellas más importantes de la música pop y R&B de finales del siglo XX.

Una celebración a su trayectoria espectacular que rompiera récords y sentó bases que no habían sido alcanzadas previamente por ninguna otra estrella del mundo musical.  Una mujer que interpretaba de magistral forma tanto las baladas como las canciones rítmicas bailables, convirtiéndolas en éxitos mundiales.

La actriz que da vida a Whitney en la película es Naomi Ackie, británica que además de sus dotes histriónicas poseé conocimientos de canto, lo que facilitó la filmación de escenas donde canta. Su respiración, la expansión de su pecho, sus movimientos corporales, la cara, su garganta, no se pueden fingir sin estar cantando realmente. No aparece su voz en la interpretación, eso es un trabajo quirúrgico realizado por la producción que se dio a la tarea de retomar los masters y masterizarlos para que suenen espectaculares.

“Las partes que más disfruté fueron las grabaciones de las presentaciones, fue maravilloso poder cantar interpretando las canciones de Whitney, en esos momentos les pedía que subieran la música lo más fuerte posible para sentir mi interpretación. De pronto me distraía tratando de entender cómo lograba hacer algunas cosas con su voz y me retaba a tratar de realizarlo, fue demandante pero lo disfruté mucho”.

Comentó Naomi en entrevista exclusiva con Xplora Música.

Naomi es una gran fanática de los musicales y tiene el gusto por el canto en la vida real, “me gusta mucho la música indie pop, R&B, jazz —sobre todo el jazz— mi madre me crió escuchando música de grandes bandas, Ella Fitzgerald y por supuesto Whitney Houston, la cual recuerdo en muchos momentos importantes de mi vida. Por supuesto que me gustaría en el futuro hacer un musical”.

Foto: Cortesía Sony Pictures

Una parte fundamental en el desarrollo de la película es la participación del genial Clive Davis, un ícono de la industria musical quien se involucró en el proyecto desde el inicio, facilitando toda la información y desbloqueando cualquier obstáculo para poder tener acceso a los derechos del material grabado. Obviamente Clive fue una pieza angular en la carrera de Whitney, desde descubrirla y apoyarla en sus inicios hasta guiar su carrera para convertirla en la estrella más exitosa de su época. Fue un mentor en su vida y una figura paternal que la acompañó hasta sus últimos momentos. El papel de Clive Davis es interpretado por el gran actor Stanley Tucci, quien hace un papel fenomenal.

Foto: Cortesía Sony Pictures Publicity

Una de las grandes sorpresas de la cinta, es la aparición de una amiga, compañera, confidente de la que muchos no teníamos idea, sobre todo en el mundo de la música. Se trata de Robyn Crawford, interpretada por Nafessa Williams, joven y atractiva actriz norteamericana que tiene la oportunidad de brillar en este controvertido papel. “Ellas sabían que se atraían mutuamente, es una bella historia de amistad, confiaban y eran totalmente leales, esa clase de amistad que te acompaña en la persecución de tus sueños” nos comenta Nafessa, “Robyn es una persona real, que aún vive y fue importante ser cuidadosa en la forma en que abordó su verdad y permitirle expresar esos momentos, ella estuvo ahí, respaldando sus vivencias más complicadas, sin importar cuáles fueran, si bien eran amantes, también eran almas gemelas, es lo más importante”. Sin duda ver la relación con Bobby y su deterioro fue para Robyn demasiado complicado.

“Fue un reto para mi, me involucré en los sentimientos, el dolor, sus sueños y Whitney era lo más importante para ella, así que no poder tener lo que deseas es siempre doloroso, fue muy interesante hacer esa exploración de cuáles fueron esos sentimientos y espero que Robyn esté contenta con lo que hice y el público cuando vea la película”. 

Nafessa Williams

Hay momentos muy especiales que destacan tanto para los actores como para quienes estuvieron detrás de la dirección y producción de I Wanna Dance With Somebody, aquellos en los que es necesario trasladar la filmación a los escenarios o en donde es necesario utilizar los recursos de los actores para salir avante.

Foto: Cortesía Sony Pictures Publicity

Hay una escena para la que no había grabación de la voz de Whitney, la cual sucede en la iglesia, donde su madre Cissy la orienta sobre la forma de interpretar una canción, ahí escucharemos a Naomi cantar sin pistas. Otra interpretación de Naomi trabajada con Kasi Lemmons, la directora, fue cuando Clive Davis llega a Sweetwater a ver una actuación de Whitney y ella es materialmente empujada al escenario para interpretar “Greatest Love of All”, pero en esta ocasión ante lo imprevisto que resultó la voz de Whitney suena nerviosa y poco pulida. Naomi salió a interpretarla con esas características, nerviosa y totalmente en papel y poco a poco va adquiriendo seguridad y haciendo la interpretación lo más realista posible.

En lo que respecta a las presentaciones, Naomi nos comenta tres momentos muy especiales, ya que para recrearlas en televisión no existía una grabación multitrack, para ello, en la interpretación de “I Didn’t Know My Own Strength” durante el programa de Oprah; “Home” en el de Merv Griffin y “The Impossible Medley” de los American Music Awards fue necesario conseguir las grabaciones en estéreo de los programas originales, luego a través de un sofisticado software separar los elementos de la grabación y poder remezclar las partes de la voz de la estrella, además de otros maravillosos trucos de grabación y filmación que te harán sentir como si Naomi estuviera interpretando esas canciones frente a la pantalla.  La llamada “Imposible Medley” es la unión de “I Loves You, Porgy”, “And I’m Telling You I’m Not Going” y “I Have Nothing” en los AMA de 1994, un momento legendario con la cual cierra la película.

También te puede interesar: Ve el tráiler de la próxima biopic de Whitney Houston

“Hacer estas tres canciones una tras otra sin detenerse pareciera imposible de interpretar, cada una de ellas tiene un carga enorme de modulaciones, pero ella era Whitney, La Voz, era una artista capaz de hacer eso, los reto a que lo escuchen sin que sientan escalofríos o sin estremecerse. Es una de las grandes interpretaciones musicales de todos los tiempos”, comenta la directora Kasi Simmons.

I Wanna Dance with Somebody
Foto: Cortesía Sony Pictures

Para este film, Kasi contó con un equipo de lujo para cuidar absolutamente todos los detalles finos que aparecen, independientemente de la meticulosa producción para recrear fielmente los escenarios correspondientes, incluyendo su aparición en el Super Bowl. Se puso especial énfasis en la cuestión visual, la dirección artística y el vestuario. Whitney tenía un estilo muy característico de vestir en su vida diaria, sus outfits para salir a escena eran muy especiales, chamarras de torero, otras de cuero, pantalones ajustados, vestidos de diseñador, todo un reto para el equipo encargado de reproducir estas prendas, pero también cambiaba constantemente de peinados y más de 30 pelucas fueron necesarias para igualar sus looks.

“Clive Davis fue muy importante para la realización de la película, sobre todo para la búsqueda, su memoria es increíble, podría recordar pláticas que usamos como diálogos en la filmación, nos dio acceso a sus archivos, pudimos ver videos y grabaciones que no están disponibles para la mayoría, eso fue muy valioso, me acercó a conocer a Whitney como artista, pero también como persona. Fue un reto, tratar de conciliar las emociones de los fans, de la familia, de la disquera y los míos por supuesto”.

Kasi Simmons para Xplora Música.

Un esperado film que trasciende la banalidad de la que ha sido objeto la historia de Whitney, su triste final en ocasiones opacó o desvió la atención de lo realmente importante, esa mujer que en poco tiempo logró alcanzar un status único como una de las mejores cantantes de la historia, con todas las aptitudes y cualidades para convertirse en la más grande. Ahora la historia busca rescatar y celebrar todos esos logros y mejores momentos de su vida así como develar su intimidad como ser humano.

Una cinta altamente recomendable y que seguramente será parte de estas nuevas grandes historias de artistas que son revividas en la pantalla para goce y disfrute de todas las generaciones. No te puedes perder I Wanna Dance with Somebody en cines.

Foto: Cortesía Sony Pictures Publicity

Publicaciones recientes