Usher se presentó en el show de medio tiempo del Super Bowl

GGGqplAWEAAaR_x

Con el marcador 10-3 a favor de San Francisco al acabar el segundo cuarto del Super Bowl, fue al cantante Usher que se le dio la tarea de presentarse en el show de medio tiempo. Teniendo grandes zapatos que llenar, Usher trata de regalarnos un espectáculo inolvidable. El denominado “Rey del R&B” empieza con un “tributo” al rey del pop, Michael Jackson. Vistiendo un guante blanco, Usher nos trata de regresar a 1993, cuando Jackson dio uno de los shows más memorables en la historia del Super Bowl. Para su desgracia, el público en redes sociales no comparte la misma alta idea que parece que él tiene de si mismo. Muchos usuarios lo llaman aburrido e incluso una de las peores presentaciones. Con invitados sorpresa como Alicia Keys, will.i.am, H.E.R, Jermaine Dupri, Ludacris y Lil John, parece que Usher trata de darnos un recorrido a través de su carrera musical y darle un poco de nostalgia a sus fans.

Fuera de bailarines en patines, pole dancers y vestimenta de carnaval, el espectáculo puede que haya dejado a la gente queriendo un poco más. En años pasados vimos a Lady Gaga brincar del techo del NRG Stadium, Madonna llegando con una procesión egipcia como si fuera Cleopatra, y Katy Perry anunciando su llegada en un tigre mecánico gigante, pero en 2024 Usher solo se quitó la playera. Sin embargo, para sus fans, y fans del rap y R&B de los 2010s, les regreso memorias de tal vez un tiempo más fácil y clásicos para la gente en sus 30s.

Imagen: X/ @NFL

Un invitado que se especulaba que iba a presentarse en el show era Justin Bieber. Usher y Bieber han colaborado desde el principio de la carrera del joven canadiense. Usher lo firmó con su sello, Island Def Jam Recordings, y fue como un mentor para el cantante. Juntos, lanzaron la canción «Somebody to Love», que ayudó a lanzar a Bieber al estrellato. Justin Bieber se presentó en el Allegiant Stadium en Las Vegas, pero vio el show de medio tiempo desde su asiento como el resto de los fans, dejando a las «»believers» esperando, y las «swifties» rezando por un mejor segundo tiempo. Por lo menos el sueño de un grupo de fans se hizo realidad, con los Chiefs regresando en la segunda mitad, llevando el partido a tiempo extra y ganándose otro trofeo.

Publicaciones recientes