El lado oscuro del 2023

Brown and White Minimalist Jewelry Collection Facebook Cover (13)

El telón cae sobre un oscuro escenario del entretenimiento del 2023, dejando a su paso una lista de desaciertos, desilusiones y tropiezos que han marcado el año. Desde películas que no lograron tener la aprobación del público ni la crítica, hasta canciones que quedaron atrapadas en el ruido del olvido, el 2023 nos ha brindado un repertorio variado de proyectos que preferiríamos borrar de la memoria, les compartimos algunos de los peores proyectos del año.

The Idol (Sam Levinson)

Iniciamos nuestra lista por las decepciones del 2023 con The Idol, una serie que, lamentablemente, fracasó incluso antes de su debut en streaming. Enredada en escándalos y cambios importantes en su equipo de producción, estelarizada por The Weeknd y Lily-Rose Melody Depp la serie sufrió las consecuencias de tales cambios, reflejándose de manera desastrosa en el resultado final.

Co-creada por Sam Levinson, conocido por su trabajo en Euphoria, The Idol pretendía ser una muestra del lado oscuro del mundo del espectáculo. Sin embargo, en lugar de explorar de manera genuina las complejidades y desafíos del medio, la serie se transformó en una producción marcada por la sexualización inapropiada del personaje de Jocelyn (Lily-Rose Melody Depp. Sin dar una reflexión coherente de los estragos en la salud mental de las estrellas, la serie se centra en una incómoda y manipuladora relación sexual, empeorando a medida que se desarrolla la actuación de The Weeknd.

Afortunadamente, la serie ha sido cancelada y la supuesta creatividad intachable de Sam Levinson ha dejado demasiado bajas las expectativas para la tercera temporada de Euphoria que está programada para 2025.

Velma (Charlie Grandy)

No, Velma no debe ser catalogada como una serie mala simplemente por el cambio racial de su personaje principal. La serie, en su objetivo principal, busca llevar a la ya conocida pandilla de Velma y sus amigos hacia una historia de humor negro diseñada para un público adulto.

A pesar de los chistes de naturaleza sexual, un beso entre Velma y Daphne, y la omisión lamentable de Scooby-Doo, el programa carece de algo realmente valioso que justifique el disfrute de su temporada completa de 10 episodios. La animación, por desgracia, no favorece la estética del show, y sus diseños parecen más bien un intento desafortunado de dar un giro maduro a una franquicia que, en realidad, no necesitaba una reinterpretación dirigida a un público mayor de edad. La noticia desalentadora es que se ha confirmado una segunda temporada para Velma. La interrogante que surge de forma inevitable es: ¿a quién se le ocurrió que era necesario prolongar esta serie?

Indiana Jones y el dial del destino  (James Mangold)

Una quinta entrega que transforma una querida franquicia de antaño en un amargo paseo por la nostalgia. A pesar de contar con estrellas de la talla de Harrison Ford y la talentosa actriz Phoebe Waller-Bridge, el ritmo de la película no favorece en absoluto el desarrollo tanto de su protagonista como de las nuevas caras que buscaban cautivar al público con una historia ambientada durante la Segunda Guerra Mundial. No sorprende que, incluso a tan solo un mes de su estreno en cines, la audiencia la haya relegado al olvido, optando por disfrutar de otras numerosas opciones que ofrece la cartelera en lugar de ver a un Harrison Ford portando un manto que no era necesario revivir.

Zoey 1012 (Nancy Hower)

Por suerte, pasó desapercibida para la mayoría, la película que marcó el regreso de una de las peores series juveniles de Nickelodeon. Zoey Brooks regresó a escena en una historia donde, como adulta, carece de responsabilidad afectiva, permanece estancada en el pasado y trabaja en un empleo pésimo. Desde el primer póster que anticipó esta película, ya podíamos intuir lo que nos depararía: una producción afectada no solo por una calidad y presupuesto notoriamente bajos, sino también por actuaciones deficientes y una trama que parece haber sido redactada en una sola noche.

La innovación, la nostalgia amena y las proyecciones interesantes de los personajes brillaron por su ausencia.

Invasión secreta (Ali Selim)

Las expectativas con el nombre de esta serie eran demasiado altas, una adaptación que dista demasiado del comic original de Marvel. Con una trama interesante, pero que pudo ser un preludio a un evento que dignificara de mejor forma la Invasión Secreta de los Skrulls en la tierra.

El mayor defecto de esta miniserie fue su final apresurado donde los efectos visuales presentaron una batalla entre Skrulls que no aportó nada memorable a este universo de héroes. No se puede olvidar la polémica en plena huelga de actores al utilizar inteligencia artificial para la elaboración de su intro,

Ant-Man and the Wasp: Quantumania (Peyton Reed)

Ant-Man and The Wasp: Quantumania sucede en su mayoría en el reino cuántico, trayendo este nuevo espacio que hace alusión a Star Wars, pero sin el mismo brillo de aquella franquicia, buenos efectos o relevancia. Definitivamente lo peor de la película son los efectos visuales, un trabajo que hace parecer que se está viendo una película de principios de la década del 2000, visualmente agotadora, dando la estocada final con la llegada de Modok, lo que podría situar esta cinta entre los peores diseños en la historia de Marvel

The Marvels (Nia Dacosta)

La secuela menos esperada en los 15 años de historia del universo de Marvel Studios se vio afectada por la racha de proyectos decepcionantes en la «Saga del multiverso», sepultada por una villana con un propósito sin coherencia. Tristemente, ni sus escenas post-créditos lograron capturar la atención del anterior nicho de fans que nunca se perdían un estreno de Marvel. The Marvels es divertida y está protagonizada por tres poderosas heroínas, pero su historia no logró sacar lo mejor de sus personajes, pareciendo más bien un episodio largo de una de las tantas series del estudio.

Björk ft. Rosalía — «oral»

En esta inusitada fusión, se pretende unir a dos exponentes femeninas de relevancia para diferentes generaciones. Rosalía, está en constante ascenso entre el público joven, sin embargo, revela notables deficiencias como cantante, y su falta de coherencia en sus éxitos musicales no pasa desapercibida.

La colaboración con Björk, lejos de aportar innovación a la industria musical, resulta una adición carente de sustancia. La amalgama de las voces femeninas principales con los coros del mismo tema en «Oral» se torna más irritante que cautivadora. Lo más lamentable, quizás, radica en que el video musical de esta desafortunada colaboración fue concebido con el auxilio de inteligencia artificial, intensificando la pesadez al digerir este desacierto artístico.

Bellakath — Kittyponeo

Bellakath, conocida como la «Gatita que le gusta el mambo»,se convirtió en una figura de escandalo y fama en panorama mexicano, especialmente con el lanzamiento de su más reciente álbum, Kittyponeo, el 5 de octubre de 2023, concebido como un autorregalo para conmemorar sus 25 años de vida.

iSn embargo, este álbum carece de elementos rescatables y parece destinado únicamente a las noches de antro de su audiencia juvenil. Cada canción se sumerge en explicitud, rozando lo vulgar, con ritmos repetitivos y colaboraciones que ni siquiera valdría la pena mencionar. Temas como «Reggaeton Champagne», «Para la gata que quiere un Chakal » o «Gatita » son un bucle que evidencia la promoción de proyectos en México que, lamentablemente, no destacan por su talento.

Shakira — « Acróstico »

Durante 2023, Shakira se encontró bajo una ola de propuestas que prometían una nueva dirección para su carrera. Lamentablemente, no se vieron significativos en sus más recientes composiciones. Resulta evidente que ha capitalizado de manera rentable la gestión de su separación con el padre de sus hijos. Sin embargo, «Acróstico» se suma al conjunto de sus temas centrados en el desamor, rupturas y el duelo en las relaciones que terminan siendo aburridos y sin chiste.

Quizás la Shakira romántica de los años 90 no resurja, pero su evolución hacia el reggaetón y los corridos tumbados no figura como uno de los puntos más creativos de su trayectoria. A pesar de que «Acróstico», su colaboración con Bizarrap y su participación con Fuerza Regida se ubiquen en las listas de reproducción más escuchadas en plataformas digitales, no logran calificarse como lo mejor del año, ni siquiera por un mínimo porcentaje.

Publicaciones recientes